Proceso de impresión paso a paso

La impresión de folletos es uno de los aspectos cruciales a la hora de obtener piezas gráficas de calidad, capaces de representar cabalmente el profesionalismo de una empresa. Recuerde que, además, solo una buena impresión hará valer los esfuerzos de los diseñadores. La etapa de impresión sucede a la de diseño, pero también la condiciona, por lo que es preciso considerar de antemano todos los pasos que implica imprimir folletos. En THEBROCHURE.ORG ofrecemos una guía clara paso a paso para que Ud. no se desoriente al pensar en imprimir folletos.

Pre-impresión

1. Determinar la cantidad de folletos a imprimir: tirada pequeña, mediana o grande.

2. Decidir, de acuerdo con las necesidades de la empresa y el presupuesto, la cantidad de colores a emplear: impresión a todo color, un solo color o blanco y negro. En caso de buscar colores especiales es preciso averiguar qué imprentas disponen de ellos.

3. Elegir el sistema de impresión más conveniente: impresión offset o impresión digital. Esta decisión dependerá de la cantidad de folletos que se quiera imprimir, de la calidad de los mismos, de la rapidez de realización y del presupuesto disponible. El sistema offset tradicional o litografía es ideal para tiradas medianas y grandes, en cualquier tipo de papel, en forma rápida, a todo color (sistema CMYK, cian, magenta, amarillo y negro para producir todos los colores; también colores Pantone) y con gran definición.

Si se elige este método popular de impresión hay que tener en cuenta los pasos que requiere. El diseño se transfiere a una película en negativo, luego el diseño de la película se transmite a una lámina. Las imágenes de la lámina se marcan en una plancha de aluminio, después se pasa sobre ella un rodillo con tinta y agua, el diseño se pasa así a una placa de goma y, por último, las imágenes se transfieren de esta al papel. Para imprimir folletos con varios colores, será necesario realizar una película, una lámina y una plancha metálica por cada color.

La impresión digital es también offset, pero no requiere planchas metálicas ni películas, lo que permite ahorrar mucho tiempo y dinero. El diseño del folleto se traslada en forma directa de los archivos digitales a la máquina impresora. Consiste en la reproducción de imágenes digitales en papel. Es un método de impresión ideal para imprimir tiradas pequeñas de folletos (hasta mil ejemplares), ya que los costos son más bajos que en el sistema offset al no haber láminas ni planchas. En proporción, si se desea imprimir folletos en pequeñas cantidades, conviene la impresión digital. Con este sistema se puede imprimir en todo tipo de papel, a todo color de una sola pasada, en forma rápida y con muy buena definición. La impresión digital permite corregir fácilmente el diseño, dado que no hay que preocuparse por rehacer las planchas metálicas. Otra ventaja es que con ella es posible imprimir folletos personalizados, únicos, ya que el diseño de un folleto se reproduce en cada impresión.

4. Tener en cuenta qué tamaño, corte y forma de plegado se desea para los folletos, especialmente en los diseños originales: si se opta por medidas, cortes y pliegues poco comunes será necesario buscar la imprenta que pueda realizar el trabajo.

5. Elegir la imprenta: lo mejor es tener en cuenta las referencias de las personas cercanas, ya que la gente de confianza puede recomendar las imprentas con mejor calidad de impresión de folletos, a precios más razonables y con un servicio serio y rápido de entrega. También una buena opción es navegar por Internet, dado que allí se pueden encontrar imprentas muy buenas de modo sencillo.

6. Definir las marcas de registro y las demasías: el diseñador se encargará de establecer en el diseño de folletos las marcas de registro, líneas para guiar el corte de estos, y las demasías, extensión de las imágenes para evitar que el corte de grandes cantidades de papel se coma el diseño.

Impresión

1. Presentar los archivos digitales: para la impresión de los folletos es preciso llevar el diseño de estos en un archivo de estos formatos (PC y Macintosh), en todas las versiones:

-Microsoft Word, Publisher, Excel, PowerPoint, PhotoDraw, Home Publishing, Works.

-Adobe Pagemaker, Illustrator, Acrobat, Photoshop, InDesign, FrameMaker.

-Broderbund PrintMaster, Printshop.

-Claris Works.

-Macromedia Freehand, Fireworks.

-Serif PhotoPlus, PagePlus, DrawPlus.

-Corel Draw, Lotus, Photo-Paint, Ventura, Word-Perfect, Bryce, Quattro Pro.

-Quark XPress.

-Apple Works.

-Deneba Canvas.

2. Pedir una muestra y realizar las correcciones necesarias: las imprentas suelen ofrecer una muestra de los folletos impresos en Adobe PDF o en JPEG, para que Ud. verifique que todo esté bien. La corrección del texto, de las imágenes y del diseño en general es fundamental para que los folletos resulten perfectos.

3. Realizar las planchas metálicas: en caso de optar por la impresión offset convencional, luego de la corrección de la muestra se procede a la elaboración de las planchas (una por cada color). En este paso hay que prestar especial atención, dado que si quedan errores en las planchas puede imprimirse toda la tirada de folletos mal, o, en caso de detectarse el inconveniente antes, será preciso rehacer las planchas y, por ende, gastar más dinero.

4. Realizar una muestra impresa y dar la orden de impresión: tanto en el sistema de impresión offset tradicional como digital se realiza una muestra impresa antes de imprimir todos los folletos, para verificar que no haya errores y que los colores estén bien. De haber problemas, aún se pueden rehacer las planchas o bien modificar el archivo digital (para la impresión digital). Luego de que todo esté verificado, hay que dar la orden de impresión. Generalmente los trabajos de impresión se realizan en una semana, si bien hay servicios especiales de entrega rápida, con un costo mayor.

5. Laminar los folletos: quienes deseen contar con folletos más atractivos y resistentes pueden optar por laminarlos. En este caso, una vez impreso el papel, se lo cubre con una capa plástica, brillante o mate.

6. Cortar los folletos: después de imprimir los folletos y de laminarlos (en caso de hacerlo), hay que cortarlos, siguiendo las marcas de registro. Gracias a ellas y a las demasías el corte de grandes de cantidades de folletos se realiza sin inconvenientes. El corte ortogonal se realiza con guillotina, mientras que los cortes irregulares se hacen con máquinas sacabocados.

7. Plegar los folletos: impresos, laminados y cortados los folletos se pasa a plegar los dípticos y trípticos, ya sea en las formas convencionales o en otras más originales.


Diseño Web por Log Technology

El contenido de este sitio web está registrado.